¿EN QUÉ CONSISTE EL ENFOQUE SISTÉMICO?

El enfoque sistémico es la aplicación de la teoría general de los sistemas en cualquier disciplina: educación, organizaciones, psicoterapia, etc.

 

Este enfoque se presenta como una forma sistemática y científica de aproximación y representación de la realidad vista desde una perspectiva holística y también integradora, donde lo importante son las relaciones y los componentes que a partir de ellas surgen. De ahí surge la terapia sistémica.

 

Por tanto, su estudio y práctica pone singular importancia en la relación y comunicación en cualquier conjunto que interacciones, entendido como un sistema. Este enfoque se extiende asimismo a las personas individuales, teniendo presente los distintos sistemas que componen su contexto.

 

La terapia sistémica comprende los inconvenientes desde el marco contextual y se focaliza en comprender y cambiar las activas de las relaciones familiares, laborales.

 

Los papeles y los comportamientos de las personas en estos contextos se comprenden que están ciertos por las reglas implícitas de ese sistema y la interacción entre sus miembros.

 

Paúl Watzlawick fue pionero en distinguir la causalidad lineal y causalidad circular, para explicar con esto las diversas pautas repetitivas de interacción posibles y marcando un punto de inflexión en la interpretación de las contrariedades en las relaciones personales. La visión circular de los inconvenientes está marcada por de qué manera el comportamiento de un individuo influencia las acciones de otro, que por su parte influye también sobre el primero.

 

Por ende, la terapia sistémica ofrece una visión circular, interactiva, dentro del sistema o conjunto que tiene sus reglas de transformación y se autocontrola mediante fenómenos de retroalimentación para sostener un estado de equilibrio. Los componentes del sistema entran en relación a través de la comunicación, una de las claves de esta terapia.

 

About the author

Leave a Reply